miércoles, 30 de septiembre de 2009

ENFERMEDAD DE LAS PLANTAS, PULGONES

Pulgones: absorben la savia de las plantas clavando un fino aguijón. El efecto que producen es una deformación de las hojas y brotes, que se enrollan sobre sí mismos. Es frecuente la aparición conjunta de otras especies, como el hongo Fumaginas, de color negro, y hormigas protectoras de los pulgones. Los hay de diferentes colores: negros, amarillos, marrones y verdes.
Para evitar el ataque, si éste es débil, se recomienda cortar las hojas y brotes dañados y aplicarles una ducha pulverizada con algún producto específico. También puedes optar por algún preparado casero como por ejemplo dejar una botella con agua y macerar colillas de tabaco. Esto lo dejas un día y, posteriormente, filtras el agua y la pulverizas. Da muy buen resultado.